Categorías

Últimos artículos



¿Cómo debo elegir una estufa de terraza? ¿Qué elementos debo tener en cuenta?

Pubicado el : 14/11/2019 10:07:47

¿Cómo debo elegir una estufa de terraza? ¿Qué elementos debo tener en cuenta?

Cuando llega el frío, las terrazas se vacían, a no ser que se aclimaten de forma adecuada. Es importante saber elegir el tipo de estufa que se adapte mejor a las necesidades de cada terraza.

 

Tanto si es la terraza de un local de bar o restaurante, como si es para el porche de una terraza de una casa particular, hay varios factores a tener en cuenta. Las dudas más habituales son ¿debo comprar calefactores eléctricos o de gas?, ¿qué potencia de calefacción necesito?

 

Empecemos por describir los diferentes tipos de calefactor de exterior y cual es mejor para mi instalación:

Lo primero que debemos decidir en el momento de comprar una estufa de exterior es si las estufas han de ser eléctricas o de gas.

-        Calefactores eléctricos con luz o sin luz radiante

Por lo general, si disponemos de potencia eléctrica suficiente (ver a continuación: ¿qué potencia de estufa necesito?) y facilidad para llevar la instalación eléctrica hasta los puntos que queremos calefactar, la opción eléctrica será la más práctica. Ya que ésta no depende del suministro de gas y no tendremos necesidad de almacenar bombonas de gas en el local.

En el caso de no tener suficiente potencia contratada para la colocación de estufas eléctricas, debemos valorar lo siguiente antes de aumentar la potencia: el coste de la potencia contratada pasa a ser un gasto anual (no sólo para los meses en que se va a necesitar la calefacción) por lo que se debe valorar si es necesario.

Aunque las estufas eléctricas son aptas para exterior, se recomienda que se coloquen siempre  bajo cubierto.

 

Ejemplos de estufas de terraza de gas y eléctricas

-        Estufas de gas

Por el contrario, si la opción de estufa eléctrica no es posible (por la potencia contratada, el tipo de instalación disponible, o bien por la distancia o la capacidad de llevar el cable de corriente hasta los puntos a calefactar), la opción de estufa de gas será la más práctica. Las estufas de gas se pueden mover libremente. La mayoría de modelos de estufas de exterior a gas llevan ruedas, cosa que facilita su colocación en cualquier punto. El mercado de las estufas de gas ha ido evolucionando desde la clásica corona o estufa tipo champiñón, hasta las estufas de gas que simulan chimeneas de leña, pasando por las estufas en forma de pirámideestufas de gas bajas tipo corona. Éstas últimas teniendo muy buena acogida en el mercado ya que no tiene limitaciones con los toldos instalados.

 

¿Cómo debemos repartir las estufas en la terraza? ¿Qué potencia necesitaré para calefactar mi terraza?

 

La potencia de calefacción necesaria no depende del tipo de calor (eléctrico o a gas). Ambas opciones pueden suministrar la potencia necesaria para que un ambiente sea acogedor.

 

Aquí adjuntamos una imagen de como colocar las estufas:

Por regla general, un calefactor a gas tiene una potencia, según el modelo entre 10 y 13kw (13kw equivalen a 11.200 kcal/h). Esto permite calefactar una terraza de una superficie de 20 a 30 m2, según la temperatura exterior y la protección contra el viento.

 

Para un calefactor eléctrico, colocado a 2.2 metros de altura (altura recomendada) debemos considerar aproximadamente de 250 a 300 watios por m2, dependiendo de las temperaturas exteriores en la zona y, de nuevo, la protección contra el viento.

 

 Ejemplo de colocación de las estufas de exterior

Otras características de las estufas de exterior

Ya hemos visto los 2 aspectos más importantes a la hora de elegir un calefactor de terraza. A partir de aquí, la selección de un modelo de estufa u otra depende de otros factures como, el precio pero también otras características que nos ayudarán a seleccionar el que mejor se adapte a nuestra instalación:

La estética de la estufa (la forma del calefactor, el color de la estufa para que quede en consonancia con el resto de mobiliario de exterior), el tipo de activación de la estufa de exterior, que puede ser por Interruptor o Calefactor eléctrico radiante con mando a distancia, la incorporación de regulación de potencia en el calefactor (pudiendo encender el calefactor en potencias medias cuando el clima o la hora del día lo permita), etc

 

También debemos fijarnos si la estufa que nos gusta lleva o no lleva ruedas:  la mayoría de modelos llevan ruedas en la parte inferior para facilitar su desplazamiento dentro de la terraza o para guardarla.

 

¿En caso de calefactor eléctrico, porqué hay 2 tipos: estufas con luz y sin luz? ¿Qué son los calefactores sin luz?

Hace poco se han introducido en el mercado los calefactores eléctricos radiantes, popularmente llamados calefactores sin luz, ya que no emiten luz de color naranja. En este caso, ¿Cuál es mejor para mi terraza, el calefactor con luz o sin luz? Seguramente, la respuesta no es única, sino, sólo existiría un solo sistema. Te explicamos a continuación las diferencias entre ambos sistemas se pueden resumir en pocos puntos:

 

-        Rapidez de inicio: el sistema de calefacción con luz infrarroja es más rápido que los sistemas de calefacción eléctricos radiantes.

-        Rendimiento: Ya hemos visto que el sistema sin luz es más lento en iniciarse y alcanzar la temperatura deseada, pero este punto es interesante en casos que necesites calefactar una zona durante muy poco tiempo (por ejemplo, el porche de una casa mientras tomamos el café). Por lo general, los locales tienes las zonas calefactadas durante largas horas, por lo que el rendimiento puede pasar a ser un aspecto clave a la hora de elegir el calefactor, ya que el consumo de luz será menor. En general, los calefactores sin luz tienen un 35% más de rendimiento, ya que transforma el 96% de la energía en calor de onda media, que es perfecto para proporcionar un confort en ambientes exteriores: el calor radiante es absorbido por los cuerpos y los objetos, en lugar de perderse en el aire.

-        Estética: Frente a preferencias personales o estética, hay gustos para todo. En general, los arquitectos e interioristas prefieren colocar las estufas radiantes sin luz ya que se integran mejor en la decoración.

-        Precio: Lo hemos dejado para el último punto, aunque siempre acaba siendo el criterio más utilizado para elegir un producto. Los calefactores radiantes tienen, hoy por hoy, precios superiores a sus equivalentes de infrarrojos a igual potencia. Por ello, si los argumentos del rendimiento o la estética no son decisivos en el caso de vuestra terraza, la opción de estufas de infrarrojos, más económicas, os permitirán tener una terraza calefactada con una inversión menor.

Compartir este contenido